Diez falsos mitos sobre el desayuno

Mitos Desayuno

 

Médicos, dietistas, expertos en nutrición, incluso madres y abuelas han insistido siempre en la importancia del desayuno para afrontar las actividades de cada día. Luis Alberto Zamora, diplomado en Nutrición Humana y Dietética, afirma con rotundidad que el desayuno es la comida más importante del día y que para hacer una dieta correcta hay que hacerlo bien desde primera hora de la mañana. Sin embargo explica que debido al desconocimiento acerca de cómo es un desayuno correcto y saludable existen muchos mitos y leyendas alrededor de esta comida.

Desayuna como un rey…

Todos sabemos cómo continúa este popular refrán y aunque el desayuno debe aportar una cuarta parte de la energía que se va a consumir a lo largo del día, el almuerzo es la comida que mayor cantidad de calorías tiene que aportar. Esto quiere decir que hay que desayunar bien pero no “todo lo que queramos”.

Acelera el metabolismo

Desayunar aporta muchos beneficios, e incluso estudios demuestran que personas que comienzan la mañana con una ingesta saludable de alimentos poseen unos rangos de IMC (índice de masa corporal) normal o de ‘peso ideal’. Sin embargo Luis Alberto explica que esto no quiere decir que “desayunar acelere la forma en que el cuerpo quema los nutrientes y calorías ingeridas”.

Da sueño

Hacer un desayuno correcto no sólo no adormece, sino que ayuda a estar activos y tener un ritmo más elevado durante el día “ya que estamos aportando al cuerpo la energía y los nutrientes que necesita”.

Mejor pavo que cereales

Esta afirmación es totalmente errónea. “Cuando nos levantamos necesitamos aportar la energía inmediata de los cereales y no tanto proteínas, que las adquirimos ya en los lácteos”. Por eso el experto en nutrición recomienda añadir al desayuno cereales ricos en fibra sin azúcares añadidos, chocolate o miel.

‘Encima de la leche nada eches’

Cuántas veces habrán repetido las abuelas esta frase por miedo a que la leche ‘se cortara’… “El estómago es mucho más ácido que un zumo o una fruta por lo que no pasa nada por tomar otras cosas con la leche. De hecho, hay que hacerlo”, apunta Luis Alberto.

Sin leche no hay desayuno

Es recomendable tomar una ración de lácteos dentro de la primera comida del día, sin embargo esto no quiere decir que haya que beber todos los días un vaso de leche. Para que la dieta sea variada el nutricionista recomienda sustituir la leche algún día por yogur o queso fresco.

Desayunar siempre lo mismo

Luis Alberto cree que es un error. Recomienda variar para aportar diferentes nutrientes cada mañana y sugiere las siguientes alternativas: yogures y queso fresco en vez de todos los días leche, tostadas con aceite, mermelada, cereales de desayuno, barritas, galletas, fruta…

Desayuno americano

Estudios científicos han demostrado que seguir una alimentación y estilo de vida mediterráneo (cardio-protectora por excelencia) es suficiente para recibir el aporte necesario de calorías, por lo que no es necesario empezar el día atiborrándose a huevos fritos y bacon. “Es mejor comer poco cinco veces, que mucho en una sola.

Nada entre el desayuno y la comida

Cada día hay que realizar cinco ingestas: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Que se haya desayunado de forma correcta no impide que hacer un ‘break’ a media mañana y comer otro pequeño aporte de energía y nutrientes.

El desayuno correcto

Luis Alberto Zamora recomienda elegir cada mañana un lácteo, un cereal y una ración de fruta y variar entre las opciones que ofrecen cada uno de ellos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada


*